¿Por qué Jesús envió a ver un asno para su entrada triunfal?


  • Compartir Google+

La entrada de Jesús a Jerusalén, el domingo de Pascua, representa uno de los acontecimientos públicos más importantes de su ministerio. Cada uno de los cuatro Evangelios registra este incidente, aunque con detalles distintivos (Mt 21:1-11; Mr 11:1-10; Lc 19:29-38; Jn 12:12-15). Lo principal de cada reporte es la decisión deliberada de Jesús de entrar a la ciudad montado sobre un burro. Los eruditos han resaltado tres puntos importantes con respecto a su elección del animal. Estos aspectos no son excluyentes mutuamente, y cada uno contribuye a una apreciación más completa del significado de las acciones simbólicas de Jesús y sus consecuencias decisivas:

  • El burro era el animal tradicional en el que montaban los reyes y gobernantes en el antiguo Cercano Oriente (Jue 10:4; 12:14; 2S 16:2); por consiguiente, Jesús estaba haciendo un reclamo implícito de ser el rey de su pueblo.
  • El hecho de entrar a Jerusalén sobre un burro cerca al tiempo de la celebración de la Pascua invocaba la expectativa mesiánica de una imagen fundamental, vinculada a textos clave bíblicos tales como Génesis 49:10, Isaías 62:11 y Zacarías 9:9. Dos de los cuatro evangelistas explicaron el significado de la entrada de Jesús, explícitamente, como el cumplimiento de la Escritura (Mt 21:5; Jn 12:15). En la literatura y enseñanza judía, además, la imagen de un rey aproximándose a Jerusalén en un burro era sistemáticamente entendida que significaba la llegada del rey mesiánico. Jesús, estaba reclamando ser el Mesías y proclamando que el tiempo de restauración estaba naciendo a través de sí mismo.
  • En vista de la frecuente asociación de caballos del Antiguo Testamento con guerra y orgullo humano, el burro podía haber presentado una imagen de humildad pacífica. Jesús, en esta interpretación, hacía una declaración con respecto a la naturaleza de su reinado (cf. Dt 17:16; 2S 15:1; Sal 20:6-9: 33:16-18; 147:10-11; Pr 21:31; Zac 9:9-10).

Podemos notar lo hermosa que es la humildad de nuestro Señor. Jesús fue humilde y pacífico, pero sin dejar a un lado su realeza divina, su linaje santo y merecedor de reconocimiento y honra.

 


Biblia Arqueológica NVI.
Comentario cultural del NT.

Suscríbete a Más Biblia

Únete a nuestro newslatter para recibir las actualizaciones de nuestro blog.