El ministerio del Espíritu Santo y del Padre en la vida de Jesús.


  • Compartir Google+

El ministerio del Espíritu Santo en la vida de Jesús:

  1. Fue engendrado por el Espíritu Santo (Lc. 1:35).
  2. Fue ungido aquí por el Espíritu Santo (Mt. 3:16). (Véase He. 1:9.)
  3. Predicó en el poder del Espíritu Santo (Lc. 4:18).
  4. Fue sellado por el Espíritu Santo (Jn. 6:27).
  5. Estaba guiado por el Espíritu Santo (Mt. 4:1).
  6. Obró sus milagros por medio del Espíritu Santo (Mt. 12: 28; Véase también Hch. 10: 38).
  7. Estaba lleno del Espíritu Santo (Jn. 3: 34; Lc. 4:1).
  8. Se conmovió en el Espíritu Santo (Jn. 11:33).
  9. Se regocijo en el Espíritu Santo (Lc. 10:21).
  10. Se ofreció a Sí mismo en el Calvario mediante el Espíritu Santo (He. 9: 14).
  11. Fue levantado de entre los muertos por el Espíritu Santo (Ro. 1:;4 IP. 3: 18).
  12. Dio mandamiento a sus discípulos después dela resurrección por medio del Espíritu Santo (Hch. 1:2).
  13. Un día volverá y levantará a los muertos en Cristo por medio del Espíritu Santo (Ro. 8:11).

El ministerio del Padre en la Vida de Jesús.

  1. Envía a su Hijo (Jn. 3:16; Gá. 4:4; Jn. 6:57; 8:16-18; 12:49).
  2. Sella a su Hijo (Jn. 6:27).
  3. Le enseña (Jn. 8:28).
  4. Le honra (Jn. 8:54).
  5. Le da mandamiento (Jn. 10:18).
  6. Da testimonio del Hijo (Jn. 8:18).
  7. Ama a su Hijo (Jn. 10:17).
  8. Glorifica a su Hijo (Jn. 12:28; 17:1).
  9. Resucita al Hijo (Ef. 1:20).
  10. Le exalta (Fil. 2:9-11; Ef. 1:20).
  11. Le hace cabeza de la Iglesia (Ef. 1:22).
  12. Le unge (Is. 61:1; Hch. 10:38).
  13. Se deleita en el Hijo (ls. 42:1; Mt. 3:17; 17:5; 2 P. 1:17).
  14. Escucha al Hijo (Mt. 26:53; Jn. 11:41, 42; 12:27, 28).
  15. Ofrece a su Hijo (Jn. 3:16; 18:11; Ro. 8:32, 1 Jn. 4:9, 10).
  16. Le da la autoridad de hacer juicio (Jn. 5:22, 27).

Nota: esta es la primera de al menos tres ocasiones en las que el Padre habla desde el cielo acerca de su amado Hijo (Véanse Mt. 17:5 y Jn. 12:28). Aunque la doctrina de la Trinidad está insinuada y anunciada en el Antiguo Testamento, la encontramos claramente manifestada por primera vez en la experiencia del bautismo de Cristo.

Suscríbete a Más Biblia

Únete a nuestro newslatter para recibir las actualizaciones de nuestro blog.