El viejo hombre

La naturaleza del viejo hombre es una expresión que ofrece un marcado contraste entre el hombre pecador que vive ajeno al plan de Dios y según los dictados del mundo, y el que por la gracia de Dios vive y renace a una nueva creación. El viejo hombre, representa la vieja creación caída en el pecado; el «nuevo hombre», representa la nueva